domingo, 18 de diciembre de 2011

¿QUE ES UNA FISTULA INTRAORAL?

La fístula es la comunicación de la zona infectada en el hueso con el exterior y se suele manifestar como un puntito rojo o blanco en la encía.
 La aparición de una fístula indica la existencia de infección en el hueso.
Fístula dental:
 Fístula formada a partir de un absceso dentario apical, propagado a través del hueso alveolar hacia el seno maxilar, suelo bucal, bóveda palatina, vestíbulo oral o piel.
¿Por qué aparecen las fistulas?
Suelen estar causados por caries que destruyen parte del diente o por infección de la cavidad pulpar de alguna pieza dental (pulpitis).
Los gérmenes de la cavidad bucal se acumulan y se multiplican en la caries o en el interior del diente afectado, diseminándose por toda la zona cercana.
En este momento la zona aparecerá inflamada y dolorida, y si es tratada adecuadamente, no se producirá una infección grave.


El organismo intenta defendernos de esta infección luchando contra los germenes, dando como resultado la formación de bolsas de pus.
Las causas más comunes de aparición de una fístula son:
·        Una periodontitis apical.
·        Una fisura o fractura radicular.
 La periodontitis apical:
Es causada por una pulpa enferma.
A partir de una pulpitis se puede necrosar la pulpa y si no eliminamos el tejido enfermo de la pulpa, antes o después saldrán las bacterias y sus productos de desecho (toxinas) a través de la raiz del diente.
El resultado será la inflamación e infección de los tejidos que rodean la raíz (hueso alveolar y ligamento periodontal), causando una periodontitis apical.
Con el paso del tiempo esta infección se extenderá formándose una fístula.
Fracturas y fisuras radiculares:
Un mal pronóstico en endodoncia
La fractura de una raíz condiciona mucho el tratamiento de endodoncia.
Dependiendo de la localización será viable o no la conservación del diente fracturado.
 Las fisuras radiculares son más difíciles de diagnosticar ya que la raíz aparentemente está intacta.
Estas se pueden localizar en el 1/3 inferior, medio, superior o extenderse a lo largo de toda la raíz.
El tratamiento de un diente fisurado con sintomatología (dolor, fístula, absceso) es lamentablemente en muchas ocasiones la extracción
Una fistula dental debe ser tratada por un odontólogo, puede ser de origen de un diente en mal estado, por lo que es necesario tratarlo.
Si con radiografia se ve un foco muy grande y a la vez hay movilidad dentaria, lo indicado es realizar la extracción
En los actuales momentos, el dolor de una pieza dentaria o la presencia de una fístula ya no es motivo para sacarse los dientes.
Si usted es un paciente que ha padecido uno de estos síntomas o malestar, pues es hora de pensar en que esas piezas pueden terminar con un tratamiento de conducto (Endodoncia).
El dolor se produce por la muerte del nervio o pulpa, las bacterias infectan los canales o conductos, hay muerte celular, todo esto es igual a dolor.
 La Endodoncia es una de las especialidades de la Odontología que mas se practican en los actuales momentos y se la usa como un recurso muy válido para resolver problemas de dolor, producida por caries muy profundas, fracturas, traumas, fístulas, preparación de una corona, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada